HoloBeauty, por John Jimenez

HOLOBEAUTY

“Artículo publicado originalmente en in-cosmetics Connect website


La BBC publicó el 9 de julio una nota sobre el coronavirus que indica: "Esta no es la última pandemia", es la advertencia de los científicos ante la "tormenta perfecta" para enfermedades producidas por nuevos virus que aparecerán. Lastimosamente hemos propiciado que algunas enfermedades de animales silvestres se propaguen a los humanos y se distribuyan rápidamente por todo el mundo.


El claim “anti-virus” está creciendo en el mercado de cosméticos en varias categorías, debido a la pandemia declarada por la OMS y por la necesidad de protección para el consumidor. Las cifras lo demuestran, de acuerdo con Mintel, este claim creció más del 500% en el Q2 de 2020. Diversidad de productos como alcohol y geles desinfectantes comunican este beneficio de distintas formas como “kills virus”, “anti-virus action”, “virus killer”, (including flu virus and common cold virus), “fight the covid-19 virus”… Incluso estamos viendo reportes y notas en blogs sobre preguntas acerca de cuánto tiempo puede vivir el virus en productos cosméticos que tienen varios usos, como labiales, maquillajes, cremas, etc.

Por lo tanto, la industria cosmética está empezando a interesarse por los virus y en particular el viroma humano. En mayo, una interesante nota publicada por Cosmetics & Toiletries de USA en la que participaron Marisa Meloni y Roberto Ferrari de Francia presenta nociones generales de este concepto. En general, podemos decir que el microbioma humano está compuesto de bacterias, virus y hongos. El viroma es la colección de todos los virus que se encuentran en el cuerpo humano (incluida la piel) y los virus son la entidad biológica más abundante y tienen la mayor proporción en el microbioma. Se desconoce su papel en la salud y apariencia de la piel. El viroma es diferente en sangre, sistema respiratorio, sistema nervioso, sistema digestivo y piel.


Las bacterias, como parte fundamental del microbioma han sido ampliamente estudiadas, mientras que los virus están abriendo un nuevo panorama por dos razones. En primer lugar, la cantidad de virus desconocidos que hacen parte del microbioma humano está cerca al 80%, es decir, no conocemos la totalidad de nuestro viroma y en segundo lugar, porque faltan muchas investigaciones sobre cuáles pueden ser las “acciones benéficas” que algunos virus pueden tener sobre la piel. Por ejemplo, en el 2013 se publicó un artículo en Trends in Microbiology que indica que el β papillomavirus humano (βVPH) de la familia Polyomaviridae puede participar activamente en la proliferación de queratinocitos en los procesos de cicatrización de heridas.


El papel del viroma en el envejecimiento empieza a ser de gran interés en la ciencia, ya que desde el 2019 vemos nuevas publicaciones en este tema. En un artículo publicado por The Gerontological Society of America en diciembre de 2019 se menciona que el viroma se adapta en términos de composición y respuesta a diferentes factores relacionados con la edad, cambios en el sistema inmunológico (inmunosenescencia), ambiente, dieta, infecciones, consumo de antibióticos y otros factores intrínsecos. Cuando el Viroma se adapta a estos cambios, puede tener efectos en los procesos de envejecimiento. Otra de las teorías también explica que los virus pueden tener efecto en los cambios de DNA que aceleran el envejecimiento en la piel.


Científicos de IBM y la Universidad de California investigaron la robustez del microbioma humano como indicador de la edad, porque un microbioma "joven" puede ofrecer pistas sobre cómo frenar el proceso de envejecimiento. El microbioma cutáneo proporciona una predicción de la edad más precisa y por tanto, desarrollaron un modelo de predicción basado en inteligencia artificial que permite predecir la edad a partir del análisis del microbioma.


Por otro lado, la piel tiene una respuesta adaptativa y puede expresar proteínas antivirales. C&T publicó un interesante artículo en julio “Antiviral response” y presenta la inmunosenescencia como un elemento clave que permitirá que, en el futuro, desarrollemos productos de skin care para mitigar los efectos del envejecimiento sobre la habilidad de la piel para responder ante los virus. Este sin duda, será uno de los próximos target de skin care en el futuro


El Holobionte es uno de los conceptos que se consideran promisorios para el futuro. Viene de los términos Holo (tudo) e Bíos (vida). Este es un término creado por Lynn Margulis y es usado en referencia a la asociación entre un macro-organismo (animal o planta) y los microorganismos simbióticos que componen su microbiota (bacterias, virus y hongos). El papel del viroma en el holobionte no está totalmente claro y hay muchas cosas por descubrir.


Sabemos que hay virus bacteriófagos que pueden tener un “efecto positivo” porque pueden controlar el crecimiento de ciertas bacterias y así lograr un efecto probiótico, como ocurre en el intestino. Hay un gran interés científico por determinar cuál es el efecto del viroma en las poblaciones de bacterias en la piel y como esta interacción tiene efectos sobre la salud de la piel. El mejor entendimiento del microbioma y sus componentes ha permitido desarrollar nuevos conceptos. El magazine Science publicó en mayo un artículo sobre el concepto “psychobiome” en relación a las bacterias intestinales que pueden alterar la forma en que pensamos, sentimos y actuamos. Otro artículo publicado en 2019 presenta el concepto “Photobiomics” relacionado a la forma en que la luz, incluyendo la fotobiomodulación puede alterar el microbioma.


Holobeauty = Holobionte + Beauty. Em el futuro, el concepto de belleza será más integral, considerando todas las asociaciones que tiene el ser humano (hospedero) junto a su microbioma (bacteras, hongos y vírus). Veremos nuevos descubrimientos y mecanismos que decantarán en nueva tecnología que mejorarán la apariencia de la piel y su capacidad de defenderse. El viroma entonces, jugará un papel clave en la cosmética del futuro.


John Jiménez

Farmacêutico com um Master em Desenvolvimento Sustentável (EOI Business School, Madrid) e estudos de pós-graduação em Marketing, Ciência Cosmética e Neuromarketing. Ele recebeu vários prêmios internacionais, como o Maison G de Navarre Prize (IFSCC 2004), Henry Maso Award (IFSCC 2016) e prêmios para o melhor trabalho científico em diversas conferências internacionais. Desde 2013 escreve a coluna "Tendências" na revista Cosmetics & Toiletries Brasil. Ele é membro da Scientific Advisory Board de Cosmetics & Toiletries dos EUA. Ele é atualmente Cientista Sênior de Exploração na Belcorp, Colômbia.


Farmacéutico con un Master en Desarrollo Sostenible (EOI Business School, Madrid) y estudios de especialización en Marketing, Ciencia Cosmética y Neuromarketing. Ha recibido diferentes premios internacionales, tales como el Maison G de Navarre (IFSCC 2004), Henry Maso Award (IFSCC 2016) y premios al mejor trabajo científico en diferentes congresos internacionales. Desde el 2013 escribe la columna “Tendências” en el magazín Cosmetics & Toiletries Brasil. Es miembro del Scientific Advisory Board de Cosmetics & Toiletries de Estados Unidos. Actualmente es Científico Senior de Exploración en Belcorp, Colombia.


Pharmacist with a Master degree in Sustainable Development (EOI Business School, Madrid) and specialization studies in Marketing, Cosmetic Science and Neuromarketing. He has distinguished with different international awards, such as Maison G de Navarre Prize (IFSCC 2004), Henry Maso Award (IFSCC 2016) and best scientific papers at international congresses. Since 2013 he writes the column “Tendências” in Cosmetics & Toiletries Brazil magazine. He is a member of the Scientific Advisory Board of Cosmetics & Toiletries of USA. Currently is Senior Exploration Scientist at Belcorp Colombia.




Posts Em Destaque
Posts Recentes
Arquivo
Procurar por tags
Siga
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square